Toldos

TOLDOS GIBUS: EL CONNUBIO PERFECTO ENTRE CALIDAD, CONFORT Y DISEÑO

Son muchas las ventajas que se pueden conseguir gracias a la utilización de los toldos: entre ellas la posibilidad de crear un rincón externo aprovechable en cualquier momento del día durante los meses más calurosos del año y a la vez proteger habitaciones y espacios de forma eficaz de los rayos del sol con un evidente ahorro en el consumo de energía.
Desde este punto de vista los toldos que propone Gibus son la respuesta ideal. Y, además de ser prácticos y sumamente eficientes, no pasan por alto el aspecto  estético: de hecho, gracias a elecciones justas de estilo y diseño, se integran a la perfección y enriquecen toda la fachada de la casa o de la actividad comercial en la que se instalan.
 
Toldos: tipos, materiales, usos
La gran calidad de los materiales utilizados, la innovación de la tecnología y la predilección por líneas elegantes y minimalistas, capaces de adaptarse e integrarse en múltiples contextos, son los puntos fuertes en los que se apoya la oferta de Gibus para conseguir un resultado final estéticamente sugestivo y capaz de responder a todas las exigencias del usuario final, tanto si se trata de un particular como de una empresa del sector turístico-receptivo.
 
La gama de soluciones es realmente amplia, a partir de los toldos de brazos, capaces de combinar tecnología y diseño para proteger del sol con finura y de forma segura. Fáciles de instalar, tanto en la pared como en el techo, siempre se fabrican con materiales resistentes y duraderos. Algunos modelos poseen un cofre que protege la lona y los mecanismos móviles, del mismo modo que los canalones que facilitan la evacuación del agua en caso de lluvia.
 
Por otro lado son ideales para la carpintería y las fachadas los toldos verticales. Gracias a la posibilidad de orientar la lona también con los brazos o hacer que se deslice sobre guías laterales o cables de acero, tienen múltiples usos, tanto en viviendas particulares como en locales, tiendas, restaurantes y hoteles, dando de este modo la posibilidad de conseguir el máximo tanto a nivel estético como funcional.
 
Gibus también propone una serie completa de cierres laterales capaces de proteger el espacio de una pérgola o un porche con soluciones sumamente versátiles. Las lonas de estos toldos pueden oscurecer, dar sombra o incluso ser de cristal, un PVC transparente capaz de dar al espacio un aspecto luminoso y acogedor.
 
Toldos de diseño, motorizados
Por otro lado se puede apostar por los toldos de tracción para proteger pérgolas, galerías y claraboyas incluso de gran tamaño. Las soluciones que propone Gibus, todas ellas con sistema motorizado de serie, pueden instalarse, por ejemplo, en pérgolas ya existentes y cristaleras de techo. Las estructuras barnizadas con polvo y la tornillería de acero inoxidable garantizan resistencia y duración con el paso del tiempo.
 
Las innovaciones para los toldos de ventana se encuentran en los modelos motorizados o dotados de brazos de acero inoxidable capaces de regular en todo momento la cantidad de luz que se desea. Por otro lado los toldos de capota, apropiados tanto para viviendas particulares como para escaparates de tiendas, son de poliéster ligero o acrílico y pueden personalizarse por lo que respecta a los colores y el dibujo.