Toldos

 

TOLDOS GIBUS: FUNCIONALES, RESISTENTES. Y HERMOSOS

¡Cuántas cosas se pueden hacer y mejorar con un toldo!

Realizar un rincón sombreado al aire libre para disfrutar de la brisa y de la luz incluso cuando pega el sol. Proteger las habitaciones y espacios de los rayos solares. O también añadir a la fachada de una vivienda, hotel o tienda un elemento con un estilo decidido y reconocible.

Los toldos Gibus no son solamente prácticos, robustos y absolutamente eficientes. Aspiran a la belleza: una belleza refinada que es fruto de un diseño preciso y deliberado, una belleza discreta que se integra en la arquitectura y respeta el paisaje.

 

Toldos: un abanico de materiales, soluciones y aplicaciones

Si cada toldo Gibus responde exactamente a la necesidad del cliente – tanto se trate de un particular o bien de una empresa del sector turístico-hotelero – es porque convergen tres elementos: la altísima calidad de los materiales, el empleo de tecnologías punteras y la inclinación hacia líneas de elegancia esencial, que valorizan los espacios de cualquier estilo.
 
Las soluciones para los toldos son numerosas, cada una con sus peculiaridades.

Los toldos de brazos, de pared o de techo, son ideales para proteger del sol con seguridad. Son fáciles de instalar y están confeccionados con materiales resistentes y duraderos. En algunos modelos, cuando el toldo se cierra, los brazos y la lona enrollada son albergados dentro de un cofre, que los protege de los agentes atmosféricos.

Los toldos verticales son una solución funcional y de sencilla elegancia para cerramientos y fachadas de viviendas particulares, bares, tiendas, restaurantes y hoteles. Una sencillez versátil: es posible orientar la lona incluso con los brazos o hacerla deslizar por guías laterales o cables de acero.

Para proteger las ventanas, porches y marquesinas, Gibus propone una serie completa de protecciones Zip, que protegen de la luz y del viento, y que también ofrecen una amplia vista sobre el panorama cuando son realizadas en Cristal, un PVC transparente como el vidrio.

 

Toldos motorizados y de diseño

Para proteger galerías y claraboyas, la solución son los toldos veranda de Gibus que montan la motorización de serie. Las estructuras de aluminio lacado en polvo y los pernos de acero inoxidable garantizan resistencia y duración.

Para cerramientos más pequeños, están disponibles las toldos para ventanas, que pueden ser motorizados y con brazos de acero inoxidable para regular en todo momento la cantidad de luz que se desea. Las capotas añaden elegancia y personalidad tanto a las viviendas particulares como a los escaparates de las tiendas: de poliéster o acrílico, pueden ser personalizadas y la elección de colores es a medida de cada marca y de cada deseo.