Toldos de brazos

Tras la sencillez lineal de los toldos de brazos extensibles de Gibus están las tecnologías y materiales que garantizan seguridad, duración y un funcionamiento perfecto. Siempre. En estos toldos de brazos extensibles la lona se enrolla en un tubo de acero. En los modelos con cofre, la lona, brazos y mecanismos quedan ocultos en su interior, protegidos de los agentes atmosféricos y corrosivos. Si llueve, el perfil frontal permite que el agua salga por las tapas laterales.

El diseño refinado juega con los detalles: perfil frontal facetado, redondeado o cuadrado. Y un abanico de colores para elegir, para que el toldo se integre perfectamente en cualquier entorno. Los toldos extensibles Gibus son fáciles de instalar, tanto a techo como a pared.

Abierto, el toldo ofrece el amparo de la sombra. Cerrado, el toldo de brazos desaparece en el cofre y queda protegido contra la intemperie.