Ventanas

Cuando el sol pega fuerte y el calor invade las habitaciones o la lluvia no cesa de golpear contra los vidrios, la mejor protección la ofrecen los toldos para ventanas.

La elección entre los toldos para ventanas es muy amplia: la elegancia de las capotas o la esencialidad de los toldos verticales, con la lona que corre por guías laterales o con brazos de pared de punto recto, para regular la cantidad de luz deseada.

Son toldos elegantes y ligeros, concebidos para superficies pequeñas, pero las tecnologías patentadas y los materiales de alta calidad elegidos por Gibus les otorgan resistencia y durabilidad.

Los toldos para ventanas son fáciles de instalar y también están disponibles con un cofre de protección, para fijación a pared o a techo, y con accionamiento motorizado dependiendo del modelo.